La importancia de la educación en Kenia

Nyumbani Village, la aldea de las oportunidades 2021-10-08
Share On
La importancia de la educación en Kenia

Cuando John Katui llegó a la aldea de Nyumbani no se podía creer lo que veía. Le sorprendió que fuera un lugar tan grande. Los niños disfrutaban del extraño lujo del agua corriente, acudían a la escuela y se preguntaba cómo era posible que pudieran alimentarlos a todos.

John tenía entonces 14 años y era el primogénito de una familia de cuatro hermanos. En algún momento del 2002, con tan solo 10 años, su vida se truncó cuando su madre murió causa del VIH. Aunque él no dio positivo en las pruebas VIH, tuvo que dejar de ir definitivamente a la escuela para cuidar de sus hermanos y, durante cuatro largos años, sobrevivió a un mundo desafiante e incierto.

Su vida comenzó a llenarse de buenos momentos cuando entró en Nyumbani Village gracias a la ayuda de unos trabajadores sociales. Recuerda con nostalgia su primer ugali, que viene a ser una sencilla pasta de maíz y agua que comió en el desayuno, su primera ducha en uno de los bidones de agua y su primer día de clase.

En la escuela la profesora intentaba crear un vínculo con cada uno de sus alumnos para ayudarles a mejorar y potenciar cada una de sus habilidades.  Todos en la aldea conocían la dedicación de la hermana Lilian, que empoderaba con dulzura a cada niño para que al día siguiente brillara más.

El paso del tiempo y la convivencia en la aldea construyeron la confianza de John en sí mismo, cimentaron sus relaciones y vio como los amigos afectados por el VIH, desarrollaban una inmunidad férrea. Allí no existía el estigma del SIDA que llevaba a las familias a repudiar a los enfermos o a los niños cuando quedaban huérfanos. En Nyumbani, los pequeños encontraban la esperanza en forma de cariño, de retrovirales y de educación que el duro mundo exterior no estaba dispuesto a darles.

Cuando todos los integrantes del equipo de Matimex visitamos la escuela, vimos que sus paredes hablaban de geografía, de ciencia o de naturaleza. Nos explicaron con detalle que Lilian, la directora de la Hotcourses, fue la fuerza impulsora del diseño de los hermosos murales exteriores. Ella quería crear un centro de aprendizaje al aire libre y añadir más atractivo visual al exterior de los edificios escolares.

Lilian vio el potencial que ni siquiera John sabía que tenía. «¿Qué quieres ser de mayor?», le preguntó la hermana cuando pasó a otro nivel formativo. Una pregunta que muchos menores de este país ni siquiera se pueden plantear.

El brillo de sus ojos hablaba de una ilusión surgida en el pasado, un entusiasmo que transmitía en cualquier actividad escolar relacionada con un fotograma. «Fotógrafo», dijo él.

Su pasión por inmortalizar instantes comenzó cuando era mucho más joven, justo antes de la muerte de su madre. Y sin darse cuenta en la escuela continuó desarrollándola, evolucionándola, perfeccionándola. Se quedaba cautivado por las fotos de los libros y revistas que caían en sus manos. En un momento de su vida, un voluntario se quedó impresionado por sus habilidades y entusiasmo, y le regaló la cámara que llevaba en ese momento, fue entonces cuando empezó a practicar y a desarrollar más su pasión. Se pasaba los días capturando a sus compañeros, ajustando previamente el brillo y el contraste de colores. Todos se agolpaban ante el objetivo cuando la clase estaba a punto de acabar, justo en el único momento en el que se permitía salir de la disciplina escolar. Más tarde, con la llegada de PROFUTURO a la escuela, aprovechó para familiarizarse con las nuevas tecnologías.

En la fotografía y la realización de películas veía su futuro, y, talento no le faltaba. En enero del año 2020, con la ayuda de Nyumbani y un amigo americano, se aventuró a completar fuera de la aldea su educación audiovisual en Africa Digital Media Institution de Nairobi, obteniendo el certificado en producción de video.

A través de su trabajo pretende ayudar a sus queridos hermanos y hermanas en casa y a la gran familia que lo acogió en Nyumbani Village. También quiere contarle al mundo entero cómo se vive la Covid-19 en Kenia a través de sus ojos.

Ahora que ya conoces un poco la historia de John Katui, queremos contarte más sobre esta interesante participación con Amigos de Nyumbani en las próximas noticias, síguenos.

 

¿NecesitaS
más información?

Sí, solicito información
FOLLOW US

Nuestra web utiliza cookies para garantizarte una experiencia de navegación mejor.
Si deseas más información sobre las cookies y sobre cómo configurar su activación en el navegador, lee nuestra Política sobre Cookies.