HOY ENTREVISTAMOS A LUIS ANTONIO RUIZ

2021-04-20
Share On
HOY ENTREVISTAMOS A LUIS ANTONIO RUIZ

Esta ha sido su trayectoria profesional hasta el momento:

Luis Antonio Ruiz es arquitecto titulado en 2001 por la ETSAM, Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid. Trabaja en AECOM desde 2014, participando en proyectos de diversa índole y escala, como el Hotel Crescent en Bakú (Azerbaiyán) o el Hotel Sheraton en Tbilisi (Georgia). También ha tomado parte en grandes proyectos de infraestructuras en Oriente Medio que AECOM está llevando a cabo actualmente. Además de proyectos aeroportuarios como la ampliación del aeropuerto de Lima o la Kuwait Support Terminal. Y proyectos residenciales en España, como las 500 viviendas Built to Rent o el Club de Golf Las Colinas en Alicante. Sin olvidar algunos proyectos de menor escala, pero no menos interesantes, como el CAP Sant Joan en Barcelona. Actualmente trabaja en el desarrollo del Pier A del aeropuerto de Schiphol en Ámsterdam.

En AECOM se ha especializado en los aspectos constructivos y de ejecución de las últimas fases del proyecto, trabajando juntamente con proveedores y empresas de cara a incorporar en los proyectos los materiales y las soluciones constructivas más adecuadas, sostenibles e innovadoras que ofrece el mercado.

Anteriormente trabajó en ESTUDIO LAMELA, donde participó en proyectos icónicos como la remodelación del Santiago Bernabéu, la terminal T4 y T4S del aeropuerto de Barajas, o el Contact Center de Santiago de Querétaro, en México, donde residió durante casi 2 años. Posteriormente se trasladó a la oficina de Varsovia donde trabajó en la Terminal 2 del Aeropuerto.

 

Permítenos conocerte un poco mejor ... 

¿Qué es para ti la arquitectura?

Intención. Sin intención no hay emoción, y sin ella no hay arquitectura: se queda en mera construcción. Sin duda la construcción es una parte esencial en el proceso proyectual, pero la arquitectura va un paso más allá. La construcción es el cuerpo. La arquitectura es el alma.

La sostenibilidad y la arquitectura están cada vez más unidas…

La sostenibilidad y el ser humano están cada vez más unidos. La conciencia de que hemos de cuidar el planeta es la llave de nuestro futuro. Si la perdemos, estamos desahuciados. Los arquitectos, históricamente, nos hemos preguntado cuál será el próximo «estilo» imperante. Creo que el control de la huella de carbono, la arquitectura energéticamente eficiente y la construcción sostenible son la respuesta de cara a un futuro inmediato.

¿Cómo imaginas la arquitectura del futuro?

Imagino un equilibro amable entre tecnología y ecología. Lo cual es un reto dada la tendencia del ser humano a agruparse en núcleos poblacionales cada vez más grandes. La pandemia y el teletrabajo, sin embargo, nos han abierto una alternativa que antes no nos tomábamos demasiado en serio, pero que todos en algún momento de nuestras vidas vamos a valorar: el poder vivir en entornos naturales, áreas rurales y ambientes tranquilos, siempre que nuestro trabajo lo permita. Me resulta estimulante imaginar cómo cualquiera de ambas opciones se va a traducir en la arquitectura residencial o de oficinas en un futuro próximo. Estamos en un momento de cambio apasionante.


¿Algún proyecto importante que estés trabajando y que nos puedas desvelar?

La pandemia que estamos viviendo nos ha hecho reflexionar a todos y replantearnos muchos conceptos. Fíjate que ahora mismo estoy trabajando en la ampliación del aeropuerto de Schiphol, en Ámsterdam. Un proyecto precioso, de una escala notable y una complejidad técnica digna de reseñar. Y al mismo tiempo, hace nada hemos terminado un pequeño y modesto proyecto en Barcelona, un Centro Médico de Atención Primaria, desarrollado en tiempo récord, en consonancia con las actuales circunstancias, con sistemas constructivos prefabricados y con una exquisita sensibilidad, ubicado dentro de una manzana del Ensanche. Dos escalas contrapuestas, dos maneras de hacer las cosas. La mirada al horizonte que supone un aeropuerto, frente a la introspección de un pequeño centro de salud que mira al ciudadano particular. Me hace reflexionar. Y me siento feliz de ver cómo en AECOM podemos responder a inquietudes tan distintas.

¿Cuál es el lugar más curioso donde te has inspirado?

Mi estancia en México me marcó profundamente. Muchos de sus monumentos prehispánicos son sobrecogedores. Teotihuacán me pareció un lugar mágico y estimulante, como pocos.

¿Algún proyecto soñado hecho realidad?

Todos ellos. No concibo trabajar sin pasión. Cuando me vinculo a un proyecto, se convierte en mi prioridad, a veces obsesiva. El fracaso llega cuando algún proyecto con el que te has ilusionado finalmente no se lleva a término. Pero los que ven la luz siempre han sido soñados, deseados y sufridos. La paradoja es que cuando finalmente se hace realidad, debes despedirte de él para volver a empezar algo nuevo. Es el mito de Sísifo que se repite una y otra vez, y debemos aceptarlo.


¿Qué te llevo a dedicarte a la arquitectura?

Tras el COU, yo hice dos selectividades. La primera por letras puras, y la segunda por ciencias puras. Me costaba enmarcarme en cualquiera de ambos extremos, presuntamente opuestos. Y tras meditarlo mucho, vi claro que lo que me hacía feliz era el estar a caballo entre ambas, en ese precioso puente que une las orillas de la belleza y la técnica. Una utopía personal, que desde luego no fue en absoluto defraudada en la etapa universitaria. Ahora, en el mundo empresarial, la especialización es inevitable, y es responsabilidad de cada cual el no perder la otra mitad que nos hace completos. Un arquitecto es un albañil que sabe latín, nos decían en la Escuela.

Cada proyecto es diferente, al igual que el entorno donde quedará reflejado físicamente.
¿Cómo se unen ambos conceptos?

Del mismo modo que en una ópera la melodía debe sublimar un texto dado, un buen edificio debe mejorar siempre el entorno en el que se ubica. Saber leer el contexto, y diseñar un proyecto que dialogue con él es la tarea más difícil y estimulante a la que un arquitecto se enfrenta. El mundo es un bellísimo libreto que el arquitecto puede y debe armonizar con su obra.

¿NecesitaS
más información?

Sí, solicito información
FOLLOW US

Nuestra web utiliza cookies para garantizarte una experiencia de navegación mejor.
Si deseas más información sobre las cookies y sobre cómo configurar su activación en el navegador, lee nuestra Política sobre Cookies.